Etiquetas

, ,

RobocopDe nuevo, a través de un remake, la historia del poli que ante las puertas de la muerte es convertido en un tecnológico robot policía con poderes cercanos a los de un superhéroe.

Más de lo mismo: malo, simple y sin más sentido que el de hacer pasta ($) fácil; sin complicaciones y quitándole la palabra “arte” a la definición del cine.

No voy a gastar más tinta -siempre escribo mis entradas primero en una libreta- para describir este despropósito irigido por José Padilha, que sin inteligencia ni acierto aburre, aun a pesar del derroche en efectos especiales y el mejor reparto que el clásico de 1987.

Para olvidar…

 

Anuncios