Etiquetas

, , , , , , , , , ,


mediterraneo christina pluhar 

Christina Pluhar nació en Austria donde aprendió a tocar la guitarra. Más tarde, en Holanda se especializó en música antigua y dominó otros instrumentos como el laúd, el arpa o la tiorba. En año 2000 formó el grupo L’arpegiatta, un conjunto instrumental y vocal “de geometría variable” con el que llevan 12 años explorando repertorio poco conocido de compositores italianos, franceses o españoles del primer barroco.

christina pluhar

Al frente de L’arpegiatta, Christina, nos ofrece en su último trabajo, “Mediterráneo”, un viaje musical a través de los distintos aromas y paisajes de esta zona del mundo tan cargada de historia y diversidad cultural.

l-arpeggiata

Desde los cantos greco-salentinos, pasando por sonidos de las costas griegas y turcas hasta llegar a puertos italianos, franceses, españoles y portugueses, L’arpegiatta y Pluhar, nos ofrece una música muy colorida llena de mestizaje en la que intervienen voces como la de la portuguesa Misia, las sopranos españolas Raquel Andueza y Nuria Rial, las voces del italiano Vicenzo Capezzuto y la griega Katerina Papadopoulou, junto a la maestría musical de los turcos Aytaç Dogan e Ismail Tunçbilek

maxresdefaultUn disco en el que Christina Pluhar se aleja por primera vez en su carrera del barroco para adentrarse en un proyecto más libre, donde explora nuevos terrenos musicales y en el que logra un trabajo de una gran belleza.

 

Me he alejado del Barroco. En otros discos seguía buscando fuertes conexiones con la música italiana del siglo XVII. Este álbum es un proyecto mucho más libre, pero creo que como artista tengo la libertad de evolucionar hacia otras ideas

 

El repertorio incluye fados como “Cantigas de portugueses”, cantos greco-salentinos como “Are mou rindineddha”, o canciones españolas como “La dama d’Aragó” o “Los delfines”, revisitados con la particularidad que le da el tocarlos con su conjunto de cámara, “L’Arpeggiata”. En fin, una maravilla sonora imprescindible para mirar a un mar tan hermosos y sentir en la cara el aire de su cultura y la voz de su historia.

Anuncios