Etiquetas

, , , ,


lasuvas

 

Las últimas lluias cayeron con suavidad sobre los campos rojos y parte de los campos grises de Oklahoma, y no hendieron la tierra llena de cicatrices.

La verdad es que cuando tuve entre mis manos el clásico moderno del mil veces renombrado John Steinbeck sentí cierta inseguridad ante lo que me iba a encontrar al pasar el umbral de la portada de tan famoso libro. Lo cierto es que pensé que el libro no lograría gustarme ya que el argumento se me antojaba inapropiado para el momento mental por el que estaba atravesando mi mente.

uvasdelaira1

Pero nada más introducirme en ese extraño primer capítulo en el que se describen el tiempo, la tierra y el carácter de los seres que la habitan quedé atrapado por la maravillosa prosa de Steinbeck.

john_steinbeck

Desde ese momento me subí al camión de la familia Joad para recorrer los Estados Unidos de este a oeste por la ruta 66 para alcanzar el sueño de la tierra prometida donde abunda el trabajo y no existe el hambre.

66

Junto a miles de familias de Texas y Oklahoma los Joad, huyendo de la miseria en la que el crack del 29 y la sequía ha sumido el país, huyen hacia California bajo la tristeza de abandonar su tierra y la ilusión de un sueño sencillo y a la vez maravilloso, pero kilometro a kilometro, pena a pena, van descubriendo poco a poco que la realidad no va a ser tan maravillosa.

En las almas de las personas la uvas de la ira se están llenando y se vuelven pesadas, cogiendo peso, listas para la vendimia.

viaje-esperanza-uvas-ira-john-steinbeck_3_2062210

Un relato duro, directo y descarnado que muestra lo mejor y lo peor de la raza humana en un momento histórico en el que la miseria, la crisis, el hambre y la inmigración no podían estar de más actualidad, y de que los tiempos y las formas, aunque con matices diferenciadores, no han cambiado con el paso de los años, y que la historia se repite cíclicamente.

Las mujeres miraron a los hombres, los miraron para ver si al fin se derrumbarían. Las mujeres permanecieron calladas, de pie, mirando. Y en donde un grupo de hombres se juntaba, el miedo dejaba sus rostros y la furia ocupaba su lugar. Y las mujeres suspiraron de alivio porque sabían que todo iba bien, que esta vez tampoco se irían abajo; y que nunca lo harían en tanto que el miedo pudiera transformarse en ira.

Sin lugar a dudas, Steinbeck firmó una de las obras maestras de la literatura universal, de lectura imprescindible que le valió el Premio Pulitzer en 1940 y, a buen seguro, buena parte del Nobel de Literatura que recibió en 1962.

Os recomiendo esta estupenda canción de Bruce Springteen basada en la obra de Steinbeck, titulada “The Ghost of Tom Joad”

 

Anuncios