Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,



estrellamorente


“El reflejo de un interior”, así define Estrella Morente su último trabajo, cuarto de estudio que rompe seis años de silencio discográfico y que nos trae 15 temas en más de una hora de buen flamenco entre lo puro y la innovación; entre bulerías, seguirillas, tangos, pregones y sevillanas antiguas; entre poemas de San Juan de la Cruz, Federico García Lorca y Carlos Cano; entre guitarras como las del desaparecido Paco de Lucía, Tomatito y Vicente Amigo; y entre maravillosas y únicas colaboraciones como las de Pat Metheny, Michael Nyman, Juan Carmona y muchos otros, que hacen de este disco un trabajo mítico desde el mismo momento en que nace.

estrella-morente-maestranza--644x362Mi “mare” me dijo que cantara y no llorara.

Estrella posee una belleza y una voz antigua, una belleza de mujer andaluza fraguada con las pasiones de esta tierra, su mar y sus montes, una belleza como la de las mujeres de los cuadros de Julio Romero de Torres;  Estrella se siente y sabe a Andalucía y a flamenco. Estrella Morente tiene una belleza y una voz actual.

Estrella-Morente-Flamenco-Festival-Autorretrato_ECMIMA20140306_0008_4

…y en el fondo de todo, latente y presente, el alma de Enrique, eterno, desde la alegría, la ilusión y el amor a la música.

Un disco que hará leyenda.

Yo sobre todo me quedo con el tema del poema de San Juan de la Cruz, “Le di a la caza alcance” que junto a Nyman interpreta con una fuerza monumental y gran pasión Estrella.

TRAS DE UN AMOROSO LANCE
(San Juan de la Cruz 1542-1591)

Tras de un amoroso lance
y no de esperanza falto
volé tan alto tan alto
que le di a la caza alcance.

Para que yo alcance diese
a aqueste lance divino
tanto volar me convino
que de vista me perdiese
y con todo en este trance
en el vuelo quedé falto
mas el amor fue tan alto
que le di a la caza alcance.

Cuanto más alto subía
deslumbróseme la vista
y la más fuerte conquista
en escuro se hacía
mas, por ser de amor el lance
di un ciego y oscuro salto
y fui tan alto tan alto
que le di a la caza alcance.

Cuanto más alto llegaba
de este lance tan subido
tanto más bajo y rendido
y abatido me hallaba
dije: No habrá quien alcance.
Abatíme tanto tanto
que fui tan alto tan alto
que le di a la caza alcance.

Por una extraña manera
mil vuelos pasé de un vuelo
porque esperanza de cielo
tanto alcanza cuanto espera
esperé solo este lance
y en esperar no fui falto
pues fui tan alto tan alto,
que le di a la caza alcance.

Anuncios