Etiquetas

, ,

George Dyer

En 1966 Francis Bacon inmortalizó a George Dyer, uno de sus amantes, con el que mantuvo una difícil y tormentosa relación hasta 1971, cuando el joven George se suicidó cuando el pintor británico era homenajeado en el Grand Palais de París con una gran retrospectiva.

francis bacon y george

En el retrato, con un formato de 198,2 por 147,3 centímetros, el amante del pintor es representado contorsionado  y deshaciéndose en páginas blancas bajo la luz de una bombilla.

 

Anuncios