Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

santiago posteguillo

La primera vez que oí hablar de Santiago Posteguillo fue en el programa “Ser Historia” de la Cadena Ser donde fue entrevistado en referencia a su libro “La noche en que Frankenstein leyó El Quijote” y ante lo que prometía el libro caí directamente atrapado por una lectura agradable, fácil, amena y, sobre todo, muy divertida sobre historias y anécdotas sobre algunas joyas literarias de todos los tiempos. Me lo pasé genial con el libro y, desde entonces, no paro de recomendarlo a cualquiera con el que hable sobre literatura. (así que si no lo habéis leído aún… ¿no sé a qué esperáis?)

Fue tan gratificante su lectura que le prometí mentalmente a Santiago Posteguillo leer uno de sus libros sobre la historia en la antigua Roma, por la que este joven escritor valenciano ha alcanzado la fama. Y me decidí por Trajano, la trilogía que comenzó en 2011 con “Los asesinos del emperador” basada en la vida del primer emperador de origen hispano.

Hay muchas prisiones en el mundo, y el miedo es una de las peores.

Los asesinos del emperador

A veces me mata ver cómo muere la gente.

Esta primera novela, a la que sigue “Circo Máximo” y una tercera aún en redacción, se inicia con la conspiración para asesinar al emperador Domiciano. En la conjura, en la que intentan anexionar al general Trajano, están implicados personas muy cercanas al emperador como su esposa Domicia Longina, su consejero Partenio y un liberto de su servicio personal llamado Máximo. A partir de ahí, la novela viaja en el tiempo entre los años 63 y 99 d.C, desde la infancia de Trajano hasta su nombramiento como emperador del mundo. La novela transcurre durante los mandatos de los emperadores Galba, Otón, Vitelio, Tito Flavio Vespasiano, Tito, Domiciano, Nerva y trajano; en un tiempo de persecución de cristianos y gran afición por las luchas de gladiadores y espectáculos del circo romano.

GladiadorsLa novela es bastante fiel a la historia, además de divertida y amena. Escrita con el sencillo lenguaje de Posteguillo, logra transportarnos a la antigua Roma y vivir las vidas de los Legionarios durante el asedio y conquista de Jerusalem; la forma de vivir, luchar y sufrir de los gladiadores, la inseguridad de los militares, senadores y ciudadanos de Roma en manos de los caprichos de su emperador. Sentimos la impotencia de Domicia, el odio del gladiador Marcio y hacemos nuestros los consejos de Trajano padre.

El hombre y su eterno empeño en equivocarse eternamente…

Una novela larga pero muy amena y divertida con la que he disfrutado. Hoy prometo en palabras a Santiago Posteguillo leer el resto de la trilogía.

 

Anuncios