Etiquetas

, , ,

Leer un libro en el parque envuelto por el aire saludable de la ciudad, en una estación de metro multicultural o en una cafetería al delicioso aroma del café; disfrutar de las fantochadas de un artista callejero que recauda el salario con la sonrisa de los transeúntes; viajar de la mano de las historias de un cuentacuentos que disfraza la realidad del entorno con la fantasía de sus palabras o beber en la armoniosa cadencia de un recitador de versos en un monumento histórico; emocionarse hasta las lágrimas en una estación ante un concierto sorpresivo interpretando el Carmina Burana

Ver llegar el sol en deliciosas notas musicales a través del “here come the sun” de The Beatles a una oficina de empleo haciéndonos olvidar por algunos momentos la dura realidad

Arrancarnos a bailar en medio de la monotonía diaria para liberar tensiones

Soñar un concierto camino del trabajo en el metro

Asistir con perplejidad a una función de teatro en el autobús

Escuchar recitar poemas acompañados de la banda sonora de la ciudad

Estas y muchas otras son la formas de acercar la cultura a la calle. Para emocionar. Para educar. Para hacer sentir. Para vivir.

La Guarida del Pensamiento les desea felices fiestas.

Anuncios