Etiquetas

, , , , , ,

El 6 de abril de 1943, hace exactamente 70 años, se publicó en Estado Unidos por la  editorial Reynal & Hitchcock el relato corto más universal y conocido de todos los tiempos, estamos hablando de “El Principito” (Le Petit Prince) del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry.

ElPrincipito

El relato es un cuento poético aparentemente infantil pero cargado de alegorías, metáforas y simbolismos de Antoine de Saint-Exupéry sobre un niño curioso y viajero, venido del lejano Asteroide B-612, que observa perplejo el mundo de los adultos, y que lleva más de 150 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo y ha sido traducido a casi 270 idiomas y dialectos; vamos, que sólo lo superan los grandes textos religiosos de la historia.

Pionero de la aviación, escritor y aventurero, Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) murió durante la Segunda Guerra Mundial, en un vuelo militar de reconocimiento por el mediterraneo frente a las costas de Marsella, el 31 de julio de 1944, cuando su aeroplano del Ejército de la Francia Libre fue abatido por un caza alemán, 10 meses antes de que el conflicto acabara en Europa. Quizá por las fechas en que apareció la obra, hay estudiosos de la misma que han querido ver en ella una poderosa crítica de los nazis y sus aliados, asociando esos tres volcanes del asteroide que “incluso inactivos hay que seguir vigilando” con los tres países del Eje. Su autor jamás llegó a percibir los ingresos millonarios que ha generado la obra durante estas siete décadas.

No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos

petitprince1

Durante todo este año se realizarán multiples exposiciones, reediciones especiales, biografías del autor, estudios, etc… para celebrar el 70 aniversario de la obra.

Pero ¿por qué no haber esperado al 75 aniversario que parece un número más redondo? Pues porque a partir del 1 de enero de 2015, al cumplirse 70 años de la muerte del autor, los derechos de este alegato en favor de los (buenos) sentimientos y el humanismo se liberan y la propiedad intelectual de ‘El Principito’ pasa a ser de toda la humanidad. De ahí que el momento adecuado para exprimir comercialmente el legado de Saint-Exupéry sea ahora o nunca.

De todas formas, si aún no lo habéis leído, no perdáis la ocasión y dejarlo todo para disfrutar de esta mágica e inolvidable obra.

Anuncios