A unos 20 kilómetros de la El Cairo, Egipto, se encuentra la meseta de Guiza, en ella se encuentran las famosas pirámides construidas por los faraones de la cuarta dinastía Keops, Kefrén y Micerino, así como muchas otras formas de enterramiento.

La necrópolis de Guiza es la mayor del Antiguo Egipto, y su mayor esplendor lo alcanzó durante la cuarta dinastía, cuando se erigió la Gran Pirámide (Keops), la pirámide de Jafra (Kefrén) y la más pequeña de Menkaura (Micerino), junto con templos funerarios, embarcaderos, calzadas procesionales y otras pirámides menores. También se esculpió en la meseta la Gran Esfinge de Guiza.

De las tres pirámides principales se conserva su núcleo, conformado por bloques de piedra caliza, pero de su revestimiento, de caliza pulida o granito rosado, solo quedan algunos restos, pues estos bloques fueron utilizados para construir edificios en la cercana ciudad de El Cairo.

Aunque la pirámide de Kefrén parece más alta al estar en una zona más elevada de la meseta, es la de Keops la de mayor altura y volumen.

La Gran Pirámide estaba considerada en la antigüedad una de las Siete maravillas del mundo, y es la única de las siete que aún perdura.

Más imágenes y artículos en el siguiente enlace.

 

Anuncios