Etiquetas

, , , , ,

En 1972, en plena guerra de Vietnam, el mando estadounidense coordinó un ataque del ejercito survietnamita sobre la pequeña aldea de Trang Bang, cerca de Ho Chi Minh (entonces Saigón), con el objetivo de controlar el abastecimiento por carretera entre Camboya y Vietnam.

Estos días se cumplen 40 años desde que Trang Bang fuera sometida a un infierno de llamas a 1200 grados el viernes 8 de junio de 1972 cuando un avión del ejercito survietnamita del tipo Skyraider comenzara el bombardeo.

Comenzó con bombas explosivas para continuar con bombas incendiarias (grandes bombas con una mezcla de explosivos, el fósforo blanco y napalm aceitoso negro). Nadie escuchaba fuego antiaéreo de las fuerzas de Vietnam del norte.

A las afueras de la aldea, en la carretera, el fotografo vietnamita de la Asociación de Prensa (AP) Nick Ut documentaba el bombardeo con sus dos cámaras, una Nikon y una Leica, junto con soldados del ejercito survietnamita.

El fuego impedía que nadie pudiera salir vivo de la aldea.

Entonces los aldeanos aterrorizados, quemados y heridos vinieron atravesando la aldea, hacia la línea de soldados y de reporteros que esperaban el desenlace en el camino.

Primeramente salió una mujer llevando a un bebé, que posteriormente murió, después otra mujer que lleva a un niño pequeño. Mientras fotografiaba estas escenas apareció una niña completamente desnuda gritando “¡muy caliente, muy caliente!”. Presa del pánico  huía  tras su hermano. El fuego carbonizó sus ropas y quemó el 65% de su cuerpo, especialmente la espalda y el brazo izquierdo.

Nick Ut inmortalizó la escena y la fotografía dio la vuelta al mundo convirtiéndose  en un icono de los horrores de la guerra, llegando a convertirse en un elemento decisivo para acelerar final de los enfrentamientos. Ut, que cubrió todo el conflicto, recibió por esta fotografía el premio Pulitzer.

Kim Phuc, la niña protagonista de la instantánea, tenía solo 9 años cuando se refugió con su familia en el Templo Cao Dai, fue atendida por el fotógrafo inmediatamente y llevada en estado crítico a un hospital sin medios que la mandó directamente al tanatorio donde paso tres días. Gracias a un amigo de su padre terminó por ser realojada en unas instalaciones para quemados donde estuvo bajo tratamiento durante 14 meses.

Hasta entonces yo era una niña feliz

 Kim Phuc

Tras la Guerra de Vietnam, Kim Phuc fue utilizada por el Gobierno comunista del país para campañas de propaganda hasta que logró que le permitieran ir a estudiar a Cuba, donde aprendió un poco de español y conoció a su esposo.

En 1992, cuando volvía de su viaje de novios de Moscú a La Habana aprovechó una escala de su avión en Canadá para pedir asilo político.

La Guerra de Vietnam terminó gracias a esa fotografía

Nick Ut

Estos días Nick Ut y Kim Phuc  se reencontrarón  en una conferencia organizada por la iglesia baptista Liberty de Newport Beach, en el sur de California.

“Para mí parece que fue ayer, es muy triste, miro de nuevo a las fotografías y se ve lo terrible que fue la guerra, todas las guerras, no solo Vietnam”, comentó el reportero gráfico que ahora tiene 61 años y aún sigue en activo.

“Fue un milagro que sobreviviera”, confesó la mujer cuya historia emocionó a los feligreses californianos a los que enseñó las cicatrices en su brazo quemado, aún visibles a pesar de haberse sometido a 17 operaciones para reconstruir el tejido incinerado por el napalm.

Las secuelas psicológicas, apuntó Phuc, duraron mucho más.

Desde hace 15 años es embajadora de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En total, Estados Unidos arrojó 338.000 toneladas de napalm sobre Vietnam que, según se calcula, mató a más de 2 millones de vietnamitas durante los ocho años de guerra.

En el siguiente enlace podemos ver una serie de las mejores fotografía sobre la guerra de Vietnam.

Anuncios