Etiquetas

, , , , , ,

Junto a la Torre de Londres cruzando el río Támesis encontramos un puente levadizo conocido como el Puente de la Torre (Tower Bridge).

Cuando tuve la oportunidad de visitarlo me sentí confundido, su majestuosidad sobre el río, sus formas historicistas que se integran perfectamente con la Torre de Londres con sus más de 900 años de antigüedad te hacen pensar que el puente siempre ha estado ahí. Sin embargo, el Puente de la Torre es una construcción de finales del siglo XIX, y por lo tanto corresponde al Londres contemporáneo.

Cuando el East End londinense comenzó a experimentar un gran auge económico y demográfico se puso de manifiesto graves problemas que amenzaban con estrangular el desarrollo de la ciudad, una buena comunicación entre ambas orillas del río Támesis se hacía imprescindible ya que había que remontarse aguas arriba hasta llegar al Puente de Londres (con el que a veces se confunde el de la Torre) lo que suponía un recorrido excesivamente largo. Por otro lado, el puerto fluvial de Londres llegaba, precisamente, hasta el Puente de Londres y si se construía uno nuevo se debía respetar el frecuente paso de barcos de altos mástiles por el río.

Así en 1876 se convocó un concurso para elegir el diseño de un puente, que situado junto a la fortaleza de la Torre de Londres cruzara las dos orillas y no cortara el acceso al puerto de Londres (Pool of London) situado entre el Puente de Londres y la Torre de Londres.

Se presentaron más de 50 diseños, y hasta 1884 cuando, después de mucha suspicacias y controversia, fue aprobado el diseño de Horace Jones, arquitecto municipal de Londres, que estaría auxiliado por el ingeniero John Wolfe Barry. Baste decir que el propio Horace Jones formaba parte del comité para elegir el diseño del puente para entender el debate abierto.

La construcción del Tower Bridge duró 8 años y contó con la colaboración de 5 importantes contratistas y la labor incesante de 432 obreros de la construcción.

El proyecto elegido partía de la idea de un puente de 244 metros de longitud a la vez colgante (en su lados) y basculante (en el centro).  Dos enormes pilares de hormigón de 65 metros de altura actuarían como elemento sustentante. Estos pilares serían revestidos de una decoración historicista en ladrillo para darles un aire más monumental. La distancia central de 61 metros entre las dos torre se divide en dos levas que una vez elevadas permitiría, alternativamente, el paso de barcos y de vehículos. Por su parte, los peatones cruzarían el puente mediante una pasarela elevada a la que se accedía por escaleras.

A pesar de que cada leva pesa más de 1000 toneladas, están contrapesadas para minimizar la energía requerida para elevarlas durante un minuto. El mecanismo hidráulico original utilizaba agua a presión almacenada en seis acumuladores. El agua era bombeada dentro de los acumuladores mediante motores de vapor. Actualmente, la maquinaria hidráulica original todavía abre el puente, aunque ha sido modificado para utilizar aceite en lugar de agua, y motores eléctricos han sustituido el lugar de las máquinas de vapor y los acumuladores. El antiguo mecanismo está abierto al público. El puente puede cargar más de 2000 toneladas.

Las obras comenzaron en 1886.

En 1887 falleció Horace Jones haciéndose responsable de la obra John Wolfe Barry, que decidió cambiar el forrado de las torres del ladrillo a la piedra con formas inspiradas en el gótico victoriano que armonizaran mejor con la vecina Torre de Londres.

Ocho años se prolongaron los trabajos  y el Puente de la Torre fue solemnemente inaugurado por el príncipe de Gales el día 30 de junio de 1894.

En su construcción se emplearon 70.000 toneladas de hormigón, 11.000 toneladas de acero, granito de Cornualles y piedra de Portland. En algunos momentos hubo más de 430 operarios trabajando a la vez en la obra.

Una vez acabado se llegó a criticar por artistas y personajes con dureza, pero desde el primer momento el puente cumplió con su misión de comunicar las dos orillas del Támesis convirtiéndose con el tiempo en un icono y en un símbolo de la ciudad de Londres.

Podeis visitar la página web oficial del puente AQUÍ.

Anuncios