Etiquetas

, , , ,

Hoy se cumplen 100 años desde que los restos del Titanic descansan en las profundidades del Océano Atlántico.

El día 10 de abril de 1912, partía desde el puerto de South Hampton (Inglaterra) hacía Nueva York en su primer viaje, lo que le dio una publicidad no habitual en aquella época; y es que el Titanic era un barco de una medida descomunal que surcaría el Océano Atlántico con miles de pasajeros a bordo. 2.224 personas embarcaron para partir hacia América pero nunca se imaginaron que serían parte de uno de los capítulos más negros de la historia marítima.

Al mando del barco estaba el Capitán Edward Smith, quien por su experiencia fue llamado para hacer el trayecto.

Todo marchó bien en los primeros cuatro días del viaje, pero en la fría noche del 14 de abril, el barco colisionó con un iceberg  y debido a ese impacto se creó una perforación en un lado, abriendo una vía de agua que no tardó en hundir el barco en pocas horas.

Según los sobrevivientes a las 23:40 del 14 abril ocurrió el accidente. A las 2:20 de la madrugada del 15 de abril de 1912, el barco se hundió en el fondo del mar.

En los botes salvavidas se rescataron fundamentalmente a mujeres y niños. A un siglo del suceso siguen las críticas a la organización en que se procedió al rescate de los viajeros. Se dice que algunos botes no iban llenos a su capacidad, que más gente se pudo haber salvado. En total sobrevivieron solo 710 personas (más de la mitad de la tripulación).

En 1985 fueron descubiertos la mayoría de los restos del Titanic y desde entonces han sido visitados por arqueólogos, cineastas, científicos y turistas. Miles de objetos se han recuperado y ahora son expuestos al público en diferentes museos del mundo.

photo

Hablar del Titanic es recordar la historia de una de las embarcaciones más famosas que han surcado los mares y  la tragedia ha dado paso a libros, películas y documentales, todos tratando de descubrir qué pasó esa noche. Seguro que todos tendremos en la memoria lo acontecido a través de la película Titanic que realizó James Cameron en 1997 que llegó a ser la películas más taquillera de la historia (hasta que llegó Avatar del mismo director).

Como curiosidades que no aparecen en la película, podemos resaltar las siguientes:

14 años antes que navegara por primera y última vez el Titanic se publicó un libro de ficción llamado Futility de Morgan Robertson que narraba la corta historia de un barco llamado Titan que se creía inhundible; lo llenó de gente rica y despreocupada, pero choca con algo parecido a un iceberg y se hunde en una noche de abril, además tenía casi el mismo peso, longitud y capacidad de pasajeros. Se considera que el autor usó el libro como una predicción del desastre, para otros es una asombrosa coincidencia.

Si el Titanic hubiese chocado de proa al Iceberg, se habría podido mantener a flote, con tan sólo dos compartimentos inundados, lo que le habría permitido, incluso, seguir navegando.

Si el primer oficial Murdoch no hubiese dado la orden de marcha atrás, en conjunto con la de viramiento, se habría evitado el Iceberg por escaso margen.

Si esa noche hubiese habido viento, o simplemente si los vigías hubiesen tenido prismáticos, es posible que el iceberg hubiese sido avistado antes evitando la catástrofe.

La concatenación de sucesos fatales, todos desafortunados, que conducen a un desastre se suele conocer como “efecto Titanic”: basta que un eslabón falle para producir la catástrofe.

Una de las leyendas más populares y menos comprobadas es la que cuenta la historia de  que en Titanic viajaba una momia egipcia, la cual fue robada de este país, lo que desencadenó una maldición y el hundimiento.

La Orquesta Wallace Hartley es famosa por la leyenda de que estos músicos tocaron hasta los últimos momentos del Titanic sobre el agua. Existen varios rumores sobre la última canción que interpretaron los ocho miembros de esta banda, una de las melodías que más se menciona fue la de Nearer, my God, to Thee(En Spotify)

De entre todas las películas que hablan sobre el Titanic, en los años de la segunda Guerra Mundial, Hitler mandó a filmar una, que retrata a una tripulación inglesa cobarde y un grupo de alemanes valientes y honorables.

El hundimiento del transatlántico alemán Wilhelm Gustloff es considerada la mayor de las tragedias navales de todos los tiempos, y fue provocado por un submarino de la armada soviética durante la Segunda Guerra Mundial. El barco, un antiguo buque de recreo, había sido reconvertido en un buque militar de transporte y se encontraba evacuando en esos momentos a 1.656 militares y 8.956 civiles. El resultado de su hundimiento fue la muerte de 9.343 hombres, mujeres y niños.

Anuncios